GIRLS ft AEON

¿Alguien ve Girls?

Supongo que pocos. Es una serie en HBO que se ha quedado fijada en mi corazón desde hace unos años. Es muy rara y tan honesta, es asombrosa. Girls me incomodaba en un principio, la protagonista con un toque de Scarlett O’Hara me chocaba, hasta visualmente era tabú breaking por los desnudos de una chica normal, no Miss Venezuela like, uno realmente cree que no es algo raro ver desnudos de una chica con un poco de sobrepeso, pero realmente lo es, visualmente es extraño, sólo porque no estamos acostumbrados y creo que allí radica el encanto de los desnudos. Aparte estaba la -inimaginable e incomprensible para mí- dinámica de la juventud en NY, desde la posibilidad de vivir por su cuenta hasta las más extrañas situaciones que se pueden encontrar dentro de la ciudad que no duerme. Cada una de las chicas, tan arquetipalmente -en un principio- lejanas para mí, dentro de una dinámica de amistad -de alguna forma- realmente “femenina”, terminó por engancharme. Si la sigues viendo, en su aparente superficialidad o -en algunos casos- sin sentido, te encuentras con una exposición brillante de historias de jóvenes “chicas” de esta década. Es increíble sentirse identificada con historias que difieren monumentalmente con tu propio ámbito cultural -estar semidesnuda, drogada en cocaína en una disco gay, suena como really far far away en mi vida-, pero supongo, que esa es la belleza del arte de contar historias.

Acabo de terminar de ver el penúltimo capítulo de la serie y sabía que necesitaba escribir, hacerlo en alguno de mis cuadernos físicos no era suficiente, hacerlo en alguno de mis archivos de word tampoco, entonces en un pequeño homenaje a la serie, escribo en mi abandonado blog, que nadie lee.

Es extraño -recalco las diferencias culturales/vida/experiencias- pero me siento tan identificada con Hannah en estos momentos. Mientras ella bailaba, en una fiesta que no fue invitada, viendo a sus amigas como en una especie de despedida/agradecimiento/comprensión, tomando, lo que sería un paso más a un serio cambio de vida, me veía a mi misma. Aeon. ¿Qué será de este año para mí? Veo, como Hannah, a mis amigas con esa misma especie de despedida/agradecimiento/comprensión, ¿no somos pues una generación en forma de rompecabezas? con piezas de nuestras amistades regadas a lo largo del mundo, cuántos compañeros de la universidad o del colegio no se han ido ya y en estos últimos meses sólo se ha increcentado ese número. Hay 2 que me faltan por irse, 1 este mes, la otra no ha comprado el pasaje, pero aún así, estoy tan segura de que se irá. ¿Cómo sabré si las volveré a ver? Puede que nunca más las vaya a ver en vivo y directo. Mas, así como Hannah, las veo bailando en sus propias vidas y estoy alegre por ellas y agradezco tenerlas, comprendiendo… ha llegado el momento de las verdaderas despedidas. La vida de Hannah va a cambiar y también la mía.

Dudo que mis amigas lean esto. Sólo sé de una que ve Girls y no sé de más nadie, así que nadie va a comprender esto, mucho menos por qué me siento tan identificada o por qué me gusta tanto, así que estas palabras que escribo, de nuevo, son sólo para mí.

¿Alguien ve Girls?

¿No fue increíble el capítulo anterior con Hannah y Adam? *Spoiler alert* “nos entendemos y es maravilloso, pero es sólo un sueño creer que podemos sobrevivir cada día juntos” Esta comprensión en silencio, en algún Diner cualquiera, es algo que me deja sin palabras. El nivel de comprensión de no funcionar bien con alguien a pesar de la historia, a pesar del amor que sientan. Sólo el arte puede romperte el corazón y curártelo con su belleza.

No sé qué va a pasar en el último capítulo, lo que vaya a pasar con Marnie me parece un misterio todavía…

Ha llegado el año de las despedidas.

Estoy lista para que mi nueva vida comience.

Anuncios

Sobre hace casi un mes: el último del round2

¿Sabes cómo cuando le das largas y largas a algo? Como empezar la dieta o ir al doctor, llamar a un amigo o ir por tus sueños. Todos damos largas a algo.

Así me pasó con este post, el último día del reto round2 era 1 ó 2 días antes de mi cumpleaños,  ya ni siquiera recuerdo, sé que estuve muy ocupada todos esos días y me dije que volvería a escribir un día que hiciera ejercicio de nuevo. Si he hecho algo de ejercicio en este cuasimes que ha pasado, mas aún así no escribí el post.

Recuerdo que iba a colocar que en el entrenamiento de running, cuando inicié el 2min trotando 1min caminando me terminó doliendo mucho la rodilla derecha -sufro de articulaciones laxas y esa una vez se me salió-, sobre todo porque después de ese día tuve que pasar 2 días en el trabajo practicamente parada toda la mañana y el dolor en la rodilla que se me irradiaba a la cadera era todo menos normal, así que le di un break a ese entrenamiento. Llegó mi cumpleaños y una serie de actividades posteriores, en alguno que otro día hice rutina de pesas que ya he comentado, pero de nuevo, el ejercitarme se volvió esporádico. He empezado un nuevo trabajo en las mañanas y las tardes me han agarrado con diligencias o con flojera, pero de nuevo llega el momento para organizarme.

Hoy retomé el entrenamiento de running desde el inicio para comenzar otra vez, esta vez me lleve a sakurita a caminar para matar 2 pájaros de un tiro, aunque la verdad no puedes hacer ninguna de las dos cosas bien, entrenar y pasear a tu perro puede combinarse en determinadas ocasiones no en todas.

¿Qué me deja este Round 2? (lista sin orden de importancia)

  1. Los hábitos no se crean en 21 días, pero sin duda se empieza a generar la ruta para hacerlo un hábito. Como cualquier aprendizaje, la clave está en la repetición. Sin duda el “tengo que hacer ejercicio” se fortaleció.
  2. Hacer ejercicio en casa usando pesas, usualmente en casa hacia nada más Yoga o Seven, pero ahora usar pesas se ha vuelto algo más normal.
  3. Variedad es la clave. Hacer ejercicio de forma rutinaria es necesario, pero hacer siempre lo mismo fastidia a cualquiera. Lo bueno de hoy en día es que puedes encontrar infinidad de rutinas en internet, desde Youtube a Pinterest. Otra cosa adicional a la variedad es que sólo hacer ejercicio en mi casa se me hace ligeramente insoportable, necesito estar “afuera” una que otra vez, eso era una de las cosas que me gustaba de la rutina de running, además de perderle un poco de miedo a la calle, hay reapoderarse de los espacios públicos.
  4. Hay ejercicios para hacer solos y hay ejercicios para hacer acompañados: esto depende de tu personalidad en mi opinión. Hacer los ejercicio de resistencia o repeticiones con un compañero me parece lo mejor del mundo y es más, lo prefiero de esa forma, sin embargo lo que es el ejercicio cardiovascular, prefiero hacerlo sola.
  5. Es dificil relatar un día a día de un reto de hacer ejercicio de forma escrita como lo hice yo, es mucho más amigable hacerlo a través de publicaciones por redes sociales en video o fotos que haces al momento. Siempre es necesario algún espacio para la reflexión, pero escribir todos los días a veces me parecía repetitivo o colocaba cosas muy cortas, eso también hacía que no escribiera todos los días y se desvirtuó un poco lo que había pensado originalmente, aunque no me sorprende que de desvirtuara un poco este reto, es decir, estoy concluyéndolo 1 mes después #Shame.
  6. La música es absolutamente vital.
  7. Hacer ejercicio en las mañanas es muchísimo mejor.
  8. Si no descansas bien no vas a poder hacer ejercicio “bien”. Tanto porque o te acuestas tarde  y te cuesta levantarte para hacer ejercicio o porque estás tan cansado que naturalmente no tienes energía mental para animarte a hacer ejercicio (claro que esto depende de cada persona, pero sé que si no descanso hacer ejercicio está al final de mi lista de cosas que hacer)
  9. Llevar registros ayuda. Aunque yo no lo hice formalmente, ver tu evolución de capacidad/resistencia física se refleja en tiempos y en peso que puedes levantar, que a veces es más notorio que como se manifieste en cambios en nuestro cuerpo y eso también motiva.
  10. Lo más importante es organizarte. Saber qué actividades tienes fijas, cuales son ocasionales y cuáles elementos en tu vida son cambiantes -tipo salidas/fiestas/etc- y con respecto a eso, organizas tu día-semana-mes, cuáles son tus horarios para hacer ejercicio, el tiempo que necesitas dormir para rendir bien, organizar tus meriendas, llevarte meriendas cuando salgas, tomar suficiente agua, etc etc. Creo que si quieres hacer cualquier cosa en tu vida, sobre todo si es algo nuevo o a lo que no estás acostumbrado tienes que organizarte y saber negociar tus costumbres con tus metas.

 

 

Sobre el día 28

Es decir: ayer.

El viernes, sábado y domingo sin entrenamiento. El viernes entre el trabajo y limpiar mi casa se ocupó el día, el sábado = boda de Sami, obvio día ocupado y el domingo me sentía un poco mal de los desastres nutritivos del día anterior entonces tampoco hice nada.

Así que ayer, el lunes, después del trabajo me moría de hambre porque no había merendado y eran las 12m, no sabía si comer una merienda y luego hacer ejercicio, de todas todas hubo mucho retraso para llegar a mi casa, así que almorcé y como tenía que hacer diligencias a las 2pm haría el ejercicio de regreso. ¿Pero qué hice? Me cambié a ropa deportiva para que al terminar mi diligencia pudiera entrenar un poco, imagínense el escenario en el que de regreso del CMC bajo caminando con una pequeña cartera y una carpeta en la mano escuchando música para medio “adelantar el entrenamiento” y es que en efecto después de los 5 minutos empecé a correr 1m y luego caminar 1 minuto, tomando el tiempo a través de la función del ipod que les había comentado, entre cruzar avenidas y calles. Por supuesto fue un poco interrumpido el asunto, después de que llegué a mi casa volví a bajar para hacer unos 15 minutos más, el ipod se quedó sin pila, así que apliqué un poco de empirismo en el asunto y luego hice el yoga y los abdominales.

Voy retrasada con el sistema de Loqueveomientrascorro, pero ahí vamos.

El miércoles, es decir mañana, es el último día del reto.

Día 24, como el número que digo cuando me preguntan mi edad por ahora.

Ayer no hice nada. Esos días que no salen como lo planificas, usualmente hay una lluvia allí metida en ese día, llegas con retraso a la casa, no terminas de decidir si comer o hacer ejercicio, te quedas muy dormida con frío, te levantas con jaqueca por no haber comido bien y haberte mojado un poco, termina siendo un día que se manda solo y no puedes hacer mucho.

Hoy tuve que compensar el asunto, así que hice la primera rutina de la “semana 2” de Loqueveomientrascorro. El cambio es que ahora se trota por 1 minuto y luego se camina por 1 minuto. La verdad al final de los 24 minutos me estaba doliendo la rodilla así que no terminé los 27. Poco sé de técnicas para poder correr/trotar, me doy cuenta que en el intermedio del entrenamiento es cuando me siento mejor (con menos cansancio/flojera) porque siento que mi cuerpo me responde, entonces me emociono y troto casi corriendo, me doy cuenta que aún no puedo hacer eso, mi rodilla lo resiente. Cuando llegué a casa hice un poco de ejercicios de fuerza, similares a los del jueves pasado: 3 series de 12-15 rep de bíceps, tríceps, 2 ejercicios de hombros, press y apertura de pecho, sentadillas, zancadas, peso muerto y elevación de caderas. Estiré un poco después, pero sin sesión de yoga.

Entre esto y quehaceres del hogar termino cansada y debo leer muchas cosas todavía. Tal vez ejercicio por 1h es el cansancio que puedo manejar por ahora, pero bueno, nada ha sido como lo planificado así que ahí vamos!

img_20161103_180846

Día 22: estoy 0 cumpliendo mi cronograma, pero si hago ejercicio.

Rutina Yoga-Chakras

Hoy hice la rutina que les adjunto de yoga, estuvo muy interesante, sentí como si todas las articulaciones de mi cuerpo sonaran, así que es una rutina muy buena cuando sientes el cuerpo hecho un ocho. Quería repetir la de la otra vez de Fiji McAlpine, pero era muy larga y busqué una más corta, tan sólo 10 min más corta, pero me dio curiosidad y por eso fue que al final elegí esta.

Mañana me toca la rutina de Cardio y ajuro debo hacer algo con pesas que ya hace falta.

11 días para el 11 del 11, es decir: Mi cumpleaños.

Cielo de las 6am: hora rosicler.

IMG_20161028_060009.jpgOk les cuento.

El viernes y el domingo: Descanso total.

El sábado hice mi segundo día de la rutina de Loqueveomientrascorro. Esta vez lo hice en la plaza Parque Carabobo cerca de mi casa, a esa hora incómoda de la 1pm, pero el espacio fue lo suficientemente cómodo para hacer la rutina. Me fui sólo con mi Ipod y mis llaves, para llevar el tiempo utilicé la opción de apretar el botón de on/off para que me dijera los minutos que llevaba de ejercicio y allí calculaba los 2 min de caminas y el minuto de correr, no es lo más exacto, pero no tengo reloj que funcione y andar con el cel en la mano, bueno, hay que limitar nuestra exposición a riesgos. Después en mi casa hice la rutina de “Saludo al Sol avanzado” de la app Yoga.com y antes de disfrutar del Savasana hice los 30 abdominales que faltaban de la rutina.

Hoy lunes hice exactamente lo mismo, sólo que avancé de hacer los 21min alternados a 27 min alternados según las recomendaciones del plan. Empiezo a notar el esfuerzo en la parte de atrás de las rodillas, estaré pendiente de eso pues sufro de articulaciones laxas. Ya empezamos la semana 2 del reto de Loqueveomientrascorro, así que vamos a ver qué tal.

Falta 11 días para finalizar el reto y para mi cumpleaños. Sin angustia ni prisa, no he hecho todo el ejercicio que tenía planificado, pero he aprendido opciones de ejercicio sin recurrir a un gym y de alguna manera me he envalentonado más de correr en las calles de Caracas. Así que seguiré descubriendo, día a día, lo que me traerá este reto.

Ayer: día 17

El miércoles en verdad no pude hacer nada, cuando los días se te complican y te apegas a la idea de que tenías que hacer ejercicio “A” y no lo puedes hacer por una u otra razón, entonces dejas de hacer ejercicio en general, bueno algunos días pasa así, así me pasó el miércoles.

En cambio el jueves pueden estar orgullosos de mí así como yo también lo estoy de mi misma. En primer lugar, pude hacer el ejercicio que dejó Loqueveomientras corro -pueden ver la imagen en el post anterior- el sistema de: 5min caminata rapida, trabajo cardiovascular de 21 min (2 min de caminata, 1 min trotando), 5min caminata rapida, 10 min estiramiento y 30 abdominales, fue súper manejable para mi, sé que se lee super sencillo el asunto y lo es, mientras lo hacía pensaba que a veces – o a mí me pasa- con el ejercicio es que uno lo ve como subir al Everest, pero tal vez es como enseñarle a leer a un niño, uno no pretende que lea Cien años de soledad de una vez, le empezamos a enseñar las letras y luego las sílabas, así va poco a poco. Así que este ejercicio se sintió así, poco a poco, suficiente y manejable para mi y mis rodillas cabe acotar. Los 10 min de estiramiento los utilicé para hacer saludos al sol, eso fue chevere también.

Después, en mi casa, estaba viendo los agentes de CIPOL y me dije, vamos a aprovechar y hacer algo de pesas, así que hice 3 circuitos de 12 a 15 rep de: bíceps, 2 ejercicio de hombros, “serrucho” o ejercicio de tríceps, press y apertura de pecho, sentadillas, zancadas y ejercicio de glúteos. Tratando de compensar un poco mi falta de ejercicio esta semana.

Así que bueno, ahí vamos!

Hoy es día 15: la mitad??? (wtf)

big_thumb.jpg

Sábado: nada, guardia todo el día y reunión pre-wedding en la noche.

Domingo y lunes: días ocupados familiar y académicamente.

Hoy martes día 15 del reto: Los martes tengo clases en la USB así que le había destinado hacer los circuitos de seven días como hoy + una rutina de yoga, pero: ¿Se acuerdan cuando escribí sobre descansar suficiente? Bueno, cuando duermes 1h-1h:30 min, al día siguiente no vas a estar con la energía a mil.

Así pasó hoy, me levanto con un trasnocho multifactorial reflejado en mis ojos rojos como si hubiese ingerido alguna sustancia ilícita, me muevo en slow-mo mientras me alisto para ir a la universidad, bajo caminando medio aturdida tratando de concentrarme en el camino agradeciendo cada vez que cruzo una calle, llego al metro, ese el de las casi 8am, pudiendo hacer la transferencia de Plaza Venezuela con empujones, pero sin golpetones, tomo el tren de transferencia hacia Coche y me siento dentro de uno vagón medio vacío, cierro los ojos unas estaciones. Abro los ojos en una estación cualquiera, veo que unos chamos que estaban a lo lejos sentados se paran y uno se sienta al lado mío y el otro estaba al frente. Alerta naranja, tranquila me mantengo pendiente de cualquier movimiento de ellos, me hago la loca pensando en qué opciones tendría para actuar, hay suficiente gente después de todo, se siguen haciendo señas entre ellos y cuando llegamos a la estación del Valle el que estaba sentado a mi lado me agarra una de las tiras del morral y la lleva hacia él, le sonrio sin dientes diciéndole irónicamente “qué simpático” sin palabras, el chamo parado le hace señas y se van. Me quedo tranquila, agradecida de que no pasó nada, pensando que tal vez ellos creyeron que me asustarían como para que saliera del vagón y allí tal vez si me “agarrarían” (¿?) no sé, todo quedó en hipótesis gracias al cielo.

En fin, estos post son de actividad física. El punto es que de regreso a mi casa, igual por el nefasto horario del metro de las 5:30pm pensaba qué podía hacer hoy, si ayer rebloggueé el reto de 10Km para el 31 de diciembre y en teoría hoy me tocaría hacer cardio, pero para la hora que llegara a mi casa iba a ser muy tarde, decidí que al menos haría una rutina de yoga (como propuso Loqueveomientrascorro para el día de mañana), “decidí” es una palabra bien utilizada, pero que para nada es tomada hoy a la ligera. Imagínense a mi, la que se duerme en cualquier lado, habiendo sólo dormido 1hy30min, esperando que llegara el metro a las 5:30pm, utilizando mi fuerza mental para mantener los ojos abiertos.

Frente a las bajas probabilidades, logré cumplir lo que había decidido/prometido en base a este nuevo reto de 30días: Hice una rutina de yoga de 45min, no una absolutamente consumidora como la que me recomendó Luz, pero lo suficientemente activa. Aún no duermo, la cena me dio un pequeño boost de energía.

Semana 1 del plan de Loqueveomientrascorro:

semana-1-10k-en-10-semanas

Ahora bien, mañana si me toca cardio y mañana es, un día raro.

 

 

Día 11: los viernes NO son para quedarse en casa

Hoy en mi programación había colocado para los viernes hacer 45min de cardio y algún otro tipo de ejercicio. Como esta semana ya no estoy en el gimnasio, la luna está en cáncer y es viernes -excusas, excusas excusas- la verdad es que sólo fui a pasear con mi perrita como 30min, cosa que cuenta como actividad física, pero de moderada-intensa tiene muy poco y  luego hice un sólo circuito de 2 series de Seven. Creo que mi motivación de hacer ejercicio en casa tiene pocos días de duración, aspecto a considerar para la próxima semana si no puedo re-inscribirme en el gym, tal vez estar pendiente de hacer alguna clase en el parque del este -si aún están disponibles- . Extraño las clases de los viernes en la plaza de los chorritos.

En fin, los viernes NO son para quedarse en casa, pero “a veces” toca.